Cart 0

Consejos de salud a la hora de hacerse un tatuaje

La fiebre de los tatuajes no ha parado de crecer en los últimos años, tanto que España es ya el sexto país con más adeptos al tatuaje. De hecho, tal y como señala la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), en nuestro país alrededor de un tercio de la población comprendida entre 18 y 35 años ha impregnado ya su piel de tinta. Por ello, desde Farmaten te proporcionamos algunas claves para cuidar y proteger tu tatuaje.

Desde la misma AEDV se han querido clarificar ciertas dudas acerca de los tatuajes y sus peligros, mitos y realidades, que permitan a la población tomar su decisión de forma segura y que no implique ningún riesgo para la salud.

Mitos y realidades sobre los efectos en la salud de los tatuajes

En primer lugar, relacionado a una mayor predisposición al cáncer propiciada por los tatuajes, el experto y doctor Donis Muñoz Borrás asevera que “no hay ningún dato que demuestre que ello genere más casos de cáncer o problemas de salud en la vida real”.

Por otro lado, a efectos de los rumores en torno a posibles quemaduras en resonancias magnéticas de personas con tatuajes, es importante dejar claro que se refiere a tatuajes realizados con metales pesados, algo que desde hace muchos años ya no se usa, es por ello que el Doctor Muñoz asegura que “no es así, aunque sí es cierto que la zona, si presenta un tatuaje muy grande y el pigmento fuera metálico, puede calentarse más, pero es algo que se soluciona aplicando un paño húmedo en la zona”.

No obstante, también aclara que aquellas personas que tengan o hayan tenido algún tatuaje, se lo hagan saber al radiólogo para evitar “graves errores diagnósticos”.

Riesgos e inconvenientes de los tatuajes relacionados con la salud

Por otra parte, hay que señalar que, en caso de ser mujer y querer ser madre, los tatuajes en la zona baja de la espalda (zona lumbar) podrían suponer un inconveniente a la hora de recibir la anestesia epidural.

Por otra parte, si fuera a donar sangre e independientemente de su sexo, hacerse un tatuaje constituirá un impedimento para ello durante al menos seis meses, tal y como lo recoge la normativa española.

Entre los riesgos para la salud que puede suponer hacerse un tatuaje figuran la aparición de infecciones de diferente índole y contraer enfermedades como puede ser la hepatitis B.

Para evitar cualquier riesgo, es indispensable la elección de un “estudio de tatuajes” bueno y seguro, fijarse en que la tinta y los aparatos cumplen la normativa sanitaria y, en caso de que la zona del tatuaje comience a resentirse, acudir con urgencia a un dermatólogo.

Cuidados de un tatuaje

En el caso de realizarse un tatuaje, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones hasta que cicatrice.

El periodo durante el que hay que mantener estas medidas es normalmente entre 15 días y 1 mes, aunque en las personas con diabetes se puede ser algo mayor.

  • Una vez que el profesional haya finalizado el tatuaje, lo primero que debe hacer es proteger la zona con vaselina o pomada antibiótica, así como con un film protector que se debe retirar tras dos o tres horas.
  • Luego de retirar el film protector, se debe limpiar la zona suavemente, de dos a tres veces al día, con agua tibia y jabón hipoalergénico o de pH neutro, teniendo especial cuidado en no frotar ni rascar.
  • A continuación, se ha de secar la zona con cuidado, mediante pequeños toques con una toalla limpia.
  • Evitar rascar o tocar mucho la zona. Un tatuaje es como una herida abierta, que al tocarse puede entrar en contacto con suciedad y microbios que pueden crear una infección.
  • A medida que cicatrice, el tatuaje empezará a formar costra, lo cual es normal. Ante esto, hay que dejar que se sequen y se caigan solas. Por ello, es importante emplear una crema hidratante y reparadora, libre de alcohol, perfume y parabenos. Por el contrario, no se han de utilizar productos a base de petróleo, tales como la vaselina o neosporin, ya que su pesadez puede tapar los poros.
  • Poner especial atención en no saturar el tatuaje de crema, con una fina capa de crema bastará.
  • Mantener el tatuaje alejado del impacto directo de la luz solar, ya que la intensidad de los rayos solares pueden causar ampollas en la piel, irritación y blanquear algunos colores. Una vez haya cicatrizado bien, se deberá aplicar un filtro solar para protegerlo.
  • En caso de que el tatuaje sea antiguo, hay que seguir hidratándolo con cremas emolientes y utilizando fotoprotección solar con un factor 50+ UVA UVB, renovando la aplicación cada dos o tres horas, pues las quemaduras solares y un inadecuado cuidado de la piel decolora y degrada el tatuaje.

Cosas que no deberías hacer al someterte a un tatuaje

Además de las recomendaciones realizadas en el punto anterior, hasta que el tatuaje no cicatrice por completo no se debe nadar en piscinas, jacuzzis ni en el mar.

Tampoco se debe tomar el sol, acudir a saunas, ni usar ropa ajustada sin cubrir el tatuaje. Lo mejor es dejar el tatuaje al aire libre ya que la ropa puede adherirse a la piel e impedir que el proceso de curación se haga correctamente.

También es recomendable alejarse de ambientes con humedad excesiva, pues son ricos en bacterias e impurezas que pueden causar infecciones y comprometer la cicatrización idónea del tatuaje.

¿Qué productos emplear en el cuidado de los tatuajes?

Entre los productos indispensables para el tratamiento de un tatuaje, nos encontramos con varios tipos como pueden ser los hipoalergénicos o de pH neutro para la limpieza adecuada de la zona, como pueden ser el Germisdin Gel o el Aderma Dermopan.

GERMISDIN HIGIENE CORPORAL 250ML
5,29 €
GERMISDIN PIEL SECA 250ML
6,36 €

A-Derma Dermopan Pastilla 100 g
8,81 €
A-Derma Dermopan Gel Líquido 500 ml
14,71 €

Asimismo, productos para una hidratación óptima, consistentes en cremas ricas en sustancias lipídicas emolientes con una composición a base de Panthenol también conocido como provitamina B5, protegen y aíslan la piel frente a factores externos, evitando irritaciones e infecciones y estimulan la regeneración natural de la piel. Algunos de estos pueden ser la pomada protectora Bepanthol, el Cicaplast Baume o la crema Soivre Panthenol 6%.

Bepanthol Pomada Protectora 100 gr Tatuaje
19,43 €
Bepanthol Pomada Protectora 30 gr Tatuaje
9,03 €

La Roche-Posay Cicaplast Baume 100 ml
19,03 €
La Roche-Posay Cicaplast 40 ml
11,30 €

Cicaplast Baume B5 SPF 50
12,50 €
Soivre Cosmetics Spray Panthenol Reparador Intensivo 250 ml
11,30 €

Soivre Cosmetics Crema Panthenol Reparadora Intensiva 250 ml
9,03 €
Soivre Cosmetics Crema After Tattoo 50 ml
7,27 €

De forma complementaria a los productos de hidratación y cuidados de la piel tatuada habrá que añadir un fotoprotector SPF50+, como el Cicaplast Baume B5 SPF50. Nuestro producto de recomendación urbana, que, a la vez que repara y calma la piel, la protege del sol y de las marcas. Estos artículos se pueden incluir a la rutina de cuidados desde el primer momento de curación y cicatrización del tatuaje.

Cicaplast Baume B5 SPF 50
12,50 €
La Roche-Posay Cicaplast Tattoo SPF 50 2x40 ml
22,16 €

Por último, tras el proceso de cicatrización y curación, se debe emplear un fotoprotector SPF50+ UVB/UVA mineral, como el fluido mineral Avène o el fluido mineral ISDIN cuya propiedad de no penetrar en la piel, manteniéndose en la superficie, haciendo un efecto rebote, nos proporciona protección frente a una exposición solar más extensa.

Avène fluido mineral SPF 50+ 40 ml
15,85 €
ISDIN Fusion Fluid Mineral Fotoprotector SPF 50+ 50 ml
22,16 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *