Cart 0

Fotosensibilidad causada por medicamentos

La fotosensibilidad es una respuesta exagerada del cuerpo a la luz, generalmente solar, que se manifiesta al momento o días después de la exposición y cuyos efectos pueden mantenerse durante un tiempo variable. La fotosensibilidad puede deberse al propio organismo o ser causada por un agente externo.

En este artículo hablaremos de la fotosensibilidad provocada por la toma de medicamentos que forman parte de un tratamiento.

Medicamentos fotosensibles y fotosensibilizantes

En primer lugar hay que saber diferenciar entre los medicamentos fotosensibles y los medicamentos fotosensibilizadores:

  • Fotosensibles: son aquellos medicamentos sensibles a la luz que deben permanecer resguardados de la misma para evitar que pierdan sus propiedades físico-químicas y farmacológicas.
  • Fotosensibilizadores: en este caso se refiere a los medicamentos que, al estar en contacto con los rayos solares, pueden provocar reacciones negativas en la piel como escozor, picor o irritación.

Estas reacciones en la piel pueden aparecer en forma de eritema, edema o de ampollas que en ocasiones desaparecen a los pocos días tras la suspensión del tratamiento. En otros casos, aunque se abandone el tratamiento pueden quedar zonas de hiperpigmentación (manchas) que pueden permanecer durante meses e incluso años.

Listado de productos fotosensibilizadores

Existen una serie de medicamentos categorizados como sensibilizadores a los que hay que prestar especial atención:

  • Antiacneicos: isotretinoína, ácido retinoico, entre otros…
  • Antibióticos: azitromicina, gentamicina, norfloxacino, ciprofloxacino, levofloxacino, doxiciclina…
  • Antidepresivos: nortriptilina, fluoxetina, paroxetina, sertralina, etc..
  • Antihistamínicos: ebastina, loratadina, cetirizina, clorfeniramina..y tópicos como difenhidramina o prometazina, por ejemplo.
  • Anticonceptivos orales: estradiol, etinilestradiol, levonorgestrel, entre otros.
  • Antihipertensivos: enalapril, losartán, amlodipino, etcétera.
  • Antiulcerosos: omeoprazol o ranitidina, por ejemplo.
  • Corticoides: desoximetasona, hidrocortisona (tópicos).
  • Diuréticos: furosemida, torasemida, entre otros.
  • Hipolipemiantes: simvastatina, lovastatina, atorvastatina…
  • Psicofármacos: alprazolam, diazepan, por ejemplo.

¿Cómo prevenir la fotosensibilidad?

Aunque todo depende la piel de cada persona, existen una serie de recomendaciones a tener en cuenta para evitar la fotosensibilidad de los medicamentos anteriormente nombrados:

  • Siga siempre las indicaciones del tratamiento que le ha facilitado su médico.
  • Cuando el medicamento lo permite y así se lo haya hecho saber su médico, tome la dosis por la noche para evitar que el principio activo fotosensibilizante se active.
  • Nunca suspenda un tratamiento sin autorización de su médico.
  • Utilice un fotoprotector con elevado factor de protección indicado para evitar reacciones fotosensibles y póngaselo cada 2 horas y siempre después de cada baño (sobre todo en zonas sensibles del cuerpo como el rostro, el escote o los hombros).
  • Evita la exposición solar en las horas centrales del día (entre las 12:00 y las 16:00 horas aproximadamente).
  • Haz uso de otras formas de protección como el uso de sombrero, gorra, gafas de sol…

Recuerda que puedes conseguir cualquiera de estos medicamentos y/o protectores solares en nuestra farmacia online sin gastos de envío, Farmaten.

Recursos de interés

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *