Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política.
Carrito 0
Tienda online de farmacia y parafarmacia de Grupo Salud, asesoramiento farmacéutico y envíos a toda España 

Uso correcto del condón y del preservativo femenino

Uso de métodos anticonceptivos

Se debe usar un método anticonceptivo siempre que se quiera evitar la posibilidad de un embarazo y haya relaciones sexuales con penetración.

Muchos métodos anticonceptivos no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pero sí lo hacen los preservativos, así que con estos se dispone de eficacia anticonceptiva y prevención frente a las ETS.

Los preservativos son métodos anticonceptivos de barrera; es decir, impiden la entrada del esperma al útero, evitando la unión del óvulo y el espermatozoide. El más conocido es el preservativo masculino o condón, aunque también existen otras opciones.

Accede a toda la gama de preservativos de Farmaten

Preservativo masculino o condón

El preservativo masculino o condón es una funda delgada de látex o poliuretano que se coloca sobre el pene erecto antes de la penetración. Es un método sencillo, práctico y bastante seguro si se usa de forma correcta.

En el mercado podemos encontrar los llamados de “máxima seguridad”, que contienen nonoxinol-9, un espermicida cuyo uso continuado puede favorecer la aparición de irritaciones y lesiones vaginales o genitales que incrementan el riesgo de transmisión o adquisición de ETS.

Otro tipo de condón son los “ultra natura” o “ultra sensibles”, fabricados con látex de menor grosor que los normales y que no se consideran suficientemente seguros para determinadas prácticas sexuales como la penetración anal, ya que pueden romperse con mayor facilidad.

También existen los “retardantes”, que incorporan un anestésico para restar sensibilidad al pene y retrasar la eyaculación. Ello puede suponer un cierto riesgo, en tanto que la persona penetrada también pudiera perder sensibilidad y no darse cuenta de posibles heridas que se produjeran durante la penetración anal o vaginal.

Ventajas

  • Además de evitar el embarazo, el preservativo es el mejor método para prevenir enfermedades de transmisión sexual (herpes genital, SIDA, etc.).
  • No tiene ningún efecto secundario ni contraindicaciones.
  • Son de un solo uso.
  • Pueden ser utilizados sin prescripción médica y se compran sin receta.

Inconvenientes

Si existe alergia al látex, pueden provocar irritación local. En estos casos es recomendable utilizar preservativos de poliuretano.

Cómo poner un condón

  • Revisar la fecha de caducidad
  • Usarlo desde el comienzo de la relación sexual.
  • Abrir el sobre con cuidado para que no se rompa el preservativo. No utilizar elementos cortantes ni abrirlo con los dientes.
  • Apretar la punta del preservativo para sacar el aire antes de apoyarlo en el pene erecto porque, si queda inflada, se puede romper durante la relación.
  • Desenrollarlo hasta la base del pene, cuidando que no quede inflada la punta.
  • No usar vaselina, aceite o crema de manos porque éstos pueden dañar el preservativo. Usar lubricantes “al agua” que se venden en las farmacias y están disponibles en los hospitales y centros de salud del país y son recomendables sobre todo para sexo anal.
  • Tras la eyaculación, retirar el preservativo con el pene todavía erecto. Tener cuidado de que no se derrame el semen.
  • El preservativo debe ser usado una sola vez. Tirarlo a la basura, no al inodoro.

Preservativo femenino

El preservativo femenino es una funda de poliuretano que se introduce en la vagina antes del coito.

Ventajas

El preservativo femenino tiene las mismas ventajas que el masculino, aunque es algo más caro:

  • Son de un solo uso.
  • Puede colocarse hasta ocho horas antes de la relación sexual.
  • No requiere que el pene esté erecto ni necesita retirarse inmediatamente tras la eyaculación.
  • Pueden ser utilizados sin prescripción médica.

Inconvenientes

Es un poco más difícil de colocar que el preservativo masculino, y poco estético ya que sobresale.

Uso correcto del preservativo femenino

  • Revisar la fecha de caducidad.
  • Tocar el envase con las yemas de los dedos para verificar que haya lubricante en su interior.
  • Abrir el envoltorio con cuidado para que no se rompa.
  • Ponerse en una posición cómoda: puede ser acostada, sentada o como se sienta mejor.
  • Sostener el preservativo con el extremo abierto colgando hacia abajo y apretar el extremo cerrado del preservativo.
  • Sosteniendo todavía el extremo cerrado del preservativo, con la otra mano separar los labios de la vagina. Poner el preservativo dentro de la vagina y soltarlo.
  • Con el dedo índice por dentro del preservativo empujar el anillo cerrado hacia adentro de la vagina todo lo que se pueda. El anillo abierto quedará fuera de la vagina.
  • Ahora el preservativo femenino está en una posición correcta para poder usar.
  • Guiar suavemente el pene de la pareja hacia la abertura del preservativo con la mano para asegurar que ingresa correctamente.
  • Para retirar el preservativo, girar el anillo que queda afuera y retirarlo suavemente con cuidado de que no se derrame el semen.
  • Envolver el preservativo en el envase o en un pañuelo de papel y tirarlo a la basura, no al inodoro.

Si necesitas asesoramiento sobre este tema no dudes en consultar a nuestros farmacéuticos.



Deja tu comentario

wpDiscuz