Cart 0

Mejorar la fertilidad para los futuros papás

La fertilidad no es algo asociado sólo a la mujer y a su edad. Que “el arroz no se pasa” es algo que año tras año queda patente. En una sociedad en la que la mujer ya ha dejado de lado el rol exclusivo del cuidado familiar y el trabajo en el hogar, queda claro que se puede ser madre más allá de los treinta y alrededor de los cuarenta.

La capacidad de tener hijos siempre ha sido un peso que se ha puesto sobre los hombros de la mujer, aunque en la actualidad es una responsabilidad compartida.

Factores que intervienen en la fertilidad

La fertilidad es la capacidad del ser humano de reproducirse.

La fertilidad en hombres y mujeres tiene algunas diferencias importantes a tener en cuenta:

  • La fertilidad masculina, desde un punto de vista teórico, se obtiene estudiando la calidad de los espermatozoides o analizando aquellas patologías que puedan alterarla.
  • La fertilidad femenina viene ligada a la edad. Se considera que el comienzo de la edad reproductiva de la mujer es cerca de los veinte años. La fertilidad va disminuyendo de forma gradual a partir de los treinta años siendo más acusada a partir de los 35 años. 

La realidad es ligeramente diferente: no solo debemos mirar la movilidad de los espermatozoides o la edad de la mujer, sino que debemos tener en cuenta otros factores físicos, psicológicos y sociales que intervienen en la salud reproductiva de la pareja.

La fertilidad, en general, se ha visto afectada por factores ambientales como son la contaminación, el uso de pesticidas, metales pesados, etc.

Factores sociales como el aumento del consumo de alcohol, el tabaquismo, el sedentarismo, el estrés o la ansiedad también han jugado un papel importante en esta bajada de la fertilidad.

Todos estos factores en conjunto nos llevan a una disminución elevada de la fertilidad tanto en hombres como en mujeres que ha propiciado un campo nuevo de investigación. 

Tratamiento de la infertilidad

La gran evolución en la investigación de los factores de fertilidad ha permitido que suceda lo que se consideraba imposible: poder tener un hijo a una edad avanzada o corregir problemas de fertilidad en parejas jóvenes que quieren concebir. 

En primer lugar, es importante evaluar si nuestra situación personal puede estar influyendo de forma negativa en el plan de formar una familia.

Mantener una dieta equilibrada, realizar ejercicio y evitar el consumo de alcohol o el tabaco pueden darnos el empujón necesario para conseguir nuestro objetivo.

En algunos casos, el médico especialista puede incluir en nuestra rutina diaria productos que mejoran el estado óptimo y la calidad del óvulo, de los espermatozoides o que favorecen la fecundación.

Cuando estos cambios no son suficientes podemos recurrir a los tratamientos de fertilidad, siempre guiados por una mano experta.

Es importante tener en cuenta el factor psicológico, dado que la presión del momento, de las decisiones y los resultados fallidos pueden hacer mella en nuestro ánimo. Contar con ayuda psicológica facilita el levantarnos y no abandonar el proceso.

Formar una familia no es una tarea fácil, lo importante es tener siempre en mente nuestro objetivo y aprovechar los medios que están a nuestro alcance.

Desde la Farmaten ponemos a tu disposición productos para la fertilidad tanto masculina como femenina.

Androferti Hombre 60 Sobres
86,45 €

Seidivid Ferty4 30 Cápsulas
25,96 €

Seidiferty Pack 3 (Glicenoina Q10+Zn+Se+DHA 60 Cápsulas)
224,86 €
197,88 €

Además, en el mercado podemos encontrar test de ovulación, que nos permiten conocer el mejor momento para concebir.

También existen test de embarazo, una prueba fiable y sencilla para saber si estás embarazada.

Pack Embarazo Test Ovulación + Test de Embarazo
25,92 €
20,57 €

Puedes comprar online productos de fertilidad y vigor en Farmaten, la farmacia online y parafarmacia online de Canarias con envíos gratis a toda España.

También te puede interesar:

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.