Cart 0

Oftan Mácula Omega

comprar online oftan macula omega

Oftan Mácula Omega es un complemento alimenticio para el mantenimiento de la visión en condiciones normales y la protección de las células oculares frente al daño oxidativo.

OFTAN MACULA OMEGA 90 CAPSULAS
37,95 €

Ojo: salud ocular

El ser humano tiene cinco sentidos (vista, oído, tacto, gusto y olfato) a través de los cuales recibe estímulos externos. De ellos, la vista constituye el sentido más complejo, asimilando aspectos del entorno como:

  • La forma, la magnitud y la distancia de los objetos.
  • Los colores.
  • Los movimientos.
  • La tridimensionalidad.
  • Las sombras.

Para que podamos ver con normalidad es necesario que la luz procedente del exterior llegue a la córnea, la lente del ojo. La intensidad de esa luz se modula gracias a otra estructura que tenemos, el iris, similar al diafragma de una cámara fotográfica.

Las imágenes se enfocan gracias a una lente intraocular, el cristalino. Más tarde, la retina transforma estas imágenes en señales eléctricas que, a través del nervio óptico, se envían al cerebro, donde son procesadas.

Para lograr una visión correcta, todas estas estructuras deben funcionar conjuntamente de manera óptima.

Problemas comunes de la visión

Cuando alguna de estas estructuras se ve afectada se producen problemas o alteraciones, siendo las más comunes las relacionadas con la refracción, viéndose afectada la manera de enfoque del ojo.

Los problemas más comunes son: astigmatismo, miopía, hipermetropía y presbicia. Pueden ser solucionados con el uso de gafas, lentes de contacto o cirugía con láser.

Algunos problemas oculares son pasajeros, pero otros pueden provocar pérdida permanente de visión; entre ellos encontramos:

  • Cataratas: se caracterizan por un opacamiento del cristalino del ojo, que impide que se vean con claridad las imágenes o, incluso, que no se pueda ver nada. Son más frecuentes en los ancianos, quienes requieren cirugía para solucionar el problema.
  • Daltonismo: producido por una alteración en las células que se encuentran en el interior de la retina (concretamente en los conos). No se puede solucionar. En la mayoría de los casos, los daltónicos confunden unos colores con otros.
  • Glaucoma: se produce una afectación del nervio óptico por un incremento de la presión intraocular.
  • Degeneración macular asociada a la edad (DMAE): enfermedad ocular que afecta principalmente a pacientes con edad superior a 60 años. Cuando se produce la degeneración de la mácula, la zona central de la retina presenta cicatrices que van deteriorando la vista a lo largo de los años. Además de la edad, el colesterol y el tabaquismo incrementan el riesgo de padecerla.
  • Lesiones oculares: pueden aparecer por la acción de agentes irritantes como la arena, suciedad o cuerpos extraños en la superficie ocular, así como por productos químicos o residuos que se incrusten en el ojo o impacten contra él.
  • Retinopatía diabética: afectación de la red de vasos sanguíneos de la retina por niveles altos de glucemia, potenciado por otros factores como la hipertensión y la hipercolesterolemia. Con ello, se puede dañar la vista o provocar una pérdida de visión permanente.
  • Ceguera: pérdida de visión, temporal o permanente. Puede deberse a defectos o lesiones congénitas del ojo, en el nervio óptico o en el cerebro, o incluso a lesiones oculares o enfermedades como la diabetes, que pueden producir degeneración macular.

Complementos alimenticios para la salud ocular

Existen complementos que ayudan a mejorar la salud ocular, bien porque existe algún problema en la estructura del ojo o bien porque necesitamos paliar un déficit de un determinado componente que nos puede afectar a la visión o alguna de las estructuras que constituyen el ojo.

Existen muchos componentes, entre ellos vitaminas y nutrientes que ayudan, entre otras funciones, a conseguir reducir posibles problemas inflamatorios en el ojo, alteraciones oxidativas asociadas con el desarrollo de enfermedades degenerativas, incluidos los problemas oculares crónicos y los relacionados con la edad, etc.

Entre los componentes que ayudan a mejorar la visión, los más destacados son:

  • Vitamina A: vitamina esencial para el mantenimiento en estado óptimo de la córnea. Además, es un componente de la rodopsina, una sustancia que favorece la visión en situaciones de poca luz.
  • Vitamina E: potente antioxidante que contrarresta el estrés oxidativo producido en muchas afecciones oculares, ayudando a proteger las células del ojo frente a la acción de los radicales libres. Entre otras cosas, la vitamina E ayuda a prevenir las cataratas asociadas a la edad.
  • Vitamina C: vitamina antioxidante que previene, al igual que la vitamina E, el daño oxidativo en las células localizadas a nivel del ojo. También previene las cataratas y protege la córnea y la esclerótica al favorecer la formación de colágeno.
  • Vitaminas B6, B9 y B12: esta combinación de vitaminas ayuda a reducir los niveles de homocisteína, una proteína relacionada con la inflamación y con el riesgo de desarrollar degeneración macular asociada a la edad.
  • Vitamina B2: ayuda a reducir el riesgo de aparición de cataratas.
  • Vitamina B3: contribuye a prevenir el riesgo de desarrollar glaucoma.
  • Luteína y zeaxantina: son pigmentos carotenoides producidos por las plantas y que, al ser ingeridos, se dirigen a la mácula y a la retina ejerciendo una acción protectora. Varios estudios asocian su consumo a la capacidad de estos compuestos de prevenir la aparición de cataratas y prevenir o retrasar la progresión de la degeneración macular.
  • Ácidos grasos omega-3: las membranas celulares de la retina son ricas en DHA, un ácido graso con propiedades antiinflamatorias y que puede contribuir a la prevención de la retinopatía diabética. Los ácidos grasos omega-3 parecen mejorar también patologías como el ojo seco, ayudando al paciente a producir más lágrimas.

Que es Oftan Mácula Omega

Oftan Mácula Omega es un complemento alimenticio para un correcto mantenimiento de la visión en condiciones normales y una protección de las células oculares frente al daño oxidativo.

Entre sus componentes encontramos:

  • Ácidos grasos omega-3 DHA y EPA: constituyen ácidos grasos que necesitan ser ingeridos a través de la dieta. Son esenciales para el mantenimiento en condiciones óptimas de la visión. El DHA se encuentra fundamentalmente en la retina, teniendo un papel importante en la función visual. El efecto beneficioso se obtiene con la ingesta de 250 mg de DHA.
  • Carotenoides (luteína y zeaxantina): los carotenoides luteína y zeaxantina se encuentran en la mácula (una parte de la retina) encargándose de formar el pigmento macular, cuya acción radica en filtrar la luz azul para proteger a la mácula, ayudando a proteger la estructura frente a la acción de los radicales libres (efecto antioxidante).
  • Antocianinas: son pigmentos que pertenecen a la familia de los flavonoides. Una de sus principales acciones es el efecto antioxidante.
  • Vitamina C, E y zinc: contribuyen a proteger las células frente al daño oxidativo. Además, el zinc ayuda a mantener la visión en condiciones normales.

Modo de empleo

Se recomienda tomar una cápsula al día acompañada de una pequeña cantidad de agua.
No superar la dosis diaria recomendada.

Los complementos alimenticios no sustituyen a una dieta variada y equilibrada ni un estilo de vida saludable.

La toma del complemento con alimentos asegura que los nutrientes que requieren de la grasa para su absorción, lo hagan correctamente.

Sin gluten. Contiene lecitina de soja.

No se recomienda su toma en caso de alergia a cualquiera de los ingredientes o en caso de alergia a la lecitina de soja, al pescado y/o aceite de pescado.

Puedes comprar online Oftan Mácula Omega en Farmaten, la farmacia online y parafarmacia online de Canarias con envíos gratis a toda España.

Recomendaciones extra

Para conservar y/o mejorar la salud ocular se recomienda:

  • Alimentarse bien. Una buena alimentación a base de las vitaminas y otros nutrientes nombrados anteriormente nos aseguran un correcto mantenimiento de la salud ocular, ayudándonos a que todas las estructuras oculares funcionen en sinergia y de forma óptima.
  • Descansar bien para cuidar la salud visual.
  • Evitar pasar mucho tiempo frente a pantallas debido a que nos pueden producir que el ojo se seque o se canse con mayor facilidad.
  • Intentar estar siempre en espacios con una buena iluminación.
  • Hacer uso de lágrimas artificiales cuando notemos sequedad, enrojecimiento o cansancio ocular.
  • Hacer buen uso de las lentes de contacto.
  • Protegerse bien del sol.
Facebooktwitterlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.